divendres, 24 de juliol de 2015

Los datos de la EPA indican una reducción del paro, pero el empleo es muy precario

Según la EPA (Encuesta de Población Activa) del INE, del primer semestre de este año, entre abril y junio se crearon 411.800 puestos de trabajo, más de 300.000 temporales. El número de personas desempleadas baja en 295.600, hasta los 5.149.000 millones.

La tasa de paro se redujo al 22,37%, el nivel más bajo desde finales de 2011, eso si tres de cada cuatro nuevos puestos son temporales, lo que es el 75% de todo el empleo creado. En cambio, según los datos parece que el empleo a tiempo parcial cede un poco. 

La reducción del desempleo siempre es una buena noticia, pero el empleo creado es muy precario (temporalidad, jornadas parciales, salarios bajos). El paro en España todavía sigue muy por encima de los estándares europeos y de la OCDE, que se sitúan en torno al 10% o incluso por debajo. De hecho, el único país de la Unión Europea que supera a España es Grecia.  

Por otro lado hay más de 600.000 familias sin ningún ingreso, además la cobertura del sistema de protección por desocupación es baja en octubre del 2014 fue del 57,31 %, tres puntos porcentuales menos que un año antes.

También vemos que el paro baja y las afiliaciones suben, pero la recaudación por cotizaciones, se mantiene estable, esto no indica otra cosa que la excesiva precariedad, del empleo creado.

Por todos estos motivos, creemos necesario que los poderes públicos y/o los órganos de gobierno tengan como eje central de su acción política, destinar todos los esfuerzos y recursos posibles, para mejorar la situación de las personas, que hayan perdido sus puestos de trabajo, y pongan en marcha políticas activas que generen ocupación, a la vez que fortalezcan el sistema de protecciones por desocupación (políticas pasivas de empleo), con el objetivo de evitar que estas personas caigan en la exclusión y en la marginación social. Es imprescindible encontrar soluciones cuanto antes mejor para evitar una mayor precariedad y pobreza, y conseguir una mejora de las condiciones sociales.

Maria Hilda LOPEZ
Presidenta Assat50

dimecres, 22 de juliol de 2015

Generar empleo a nivel local



Las políticas de empleo son aquellas medidas que interactúan sobre la oferta y la demanda de trabajo y que persiguen mantener la estabilidad entre ambas variables en base a orientar, formar y subvencionar, tanto a los ciudadanos como a las empresas. Aumentar la empleabilidad de los trabajadores, crear empleo de calidad, mejorar la competitividad de las empresas, aumentar la tasa de empleo, reducir las desigualdades con respecto al mercado de trabajo y lograr una convergencia en el mismo dentro del territorio son los objetivos generales de la política de empleo.

La globalización de la economía y el progreso de integración europea ya no permiten pensar y actuar sólo en clave nacional. La estrategia de coordinación de políticas iniciada en la Unión Europea -política económica, a través de las Grandes Orientaciones de Política Económica, y política de empleo, a través de las Directrices de Empleo y los Planes nacionales de acción para el empleo, en coordinación con la estrategia de inclusión social- obliga al Estado español a establecer objetivos cuantificados de actuación con desempleados, toda vez que la Unión Europea vincula la distribución de fondos europeos (Fondo Social Europeo) al logro de dichos objetivos, lo que necesariamente obliga al establecimiento de mecanismos que hagan posible su cumplimiento.

En España, es el gobierno central y los gobiernos autonómicos quienes tienen competencias legales en materia de política de empleo. Desde una perspectiva de armonización del nuevo modelo con la actual distribución de competencias constitucionales entre el Estado y las comunidades autónomas, en materia de política de empleo, los objetivos se centran en asegurar la cooperación y coordinación entre las Administraciones implicadas de modo que se logre la máxima efectividad movilizando y optimizando todos los recursos disponibles.

España es uno de los países de la UE con el índice de desempleo más alto, superando  las cifras de otros países y la media de la Unión que se sitúa en el 11,4% ¿Tienen que ver eso con las políticas de empleo que se han puesto en marcha? Desde luego estos altos índices de paro que tenemos, pueden ser muestra de que las políticas que se aplican no son las correctas, sobre esto hay diferentes informes del Consejo Económico y Social órgano consultor del Gobierno.

Los Ayuntamientos aunque no tiene competencias de empleo propias, estas son delegadas por las autonomías o el gobierno central, si tienen capacidad para poner en marcha medidas, desarrollando estructuras  propias, recursos, y capital humano para implantar acciones, es necesario tener una estrategia de desarrollo a nivel local. Así se pueden poner en marcha acciones para qué un inversionista o una empresa decida instalarse en un territorio determinado, favorecer el dialogo con entidades y asociaciones, poner en marcha programas de transparencia, aprovechar los recursos del municipio, alinear la formación técnico-profesional con las necesidades de las empresas y con los gremios a nivel local, facilitar la financiación y los servicios de apoyo empresarial a empresas (PyMES, cooperativas, etc) a particulares que quieran emprender, introducir beneficios fiscales ligados a las buenas prácticas medioambientales así como ayudas por contratar personas del municipio (reducción en IBI, etc.), facilitar el acceso a las nuevas tecnologías, poner acciones de inserción laboral para las personas en desempleo, ayudas para la rehabilitación de edificios y por colocar ascensores, etc.. (facilitando que empresas a nivel local realicen estas obras), poner en marcha medidas para la contratación de colectivos de más difícil inserción laboral (jóvenes, desempleados de larga duración,...), entre otras, poner en marcha Planes de Empleo, etc.

Creemos que generar empleo en los ajuntamientos es posible, las comunidades a nivel local son una importante fuente de creación de empleo.


Maria Hilda LOPEZ
Presidenta Assat50