dimarts, 31 de maig de 2016

La dificil tarea de crear empleo




El mercado laboral español con más de cuatro millones de parados, es un drama en cuanto a desempleo y precariedad laboral. Desde finales de los años setenta del siglo pasado, la tasa de paro ha estado entre un cinco y un diez por ciento por encima no sólo de la de los países europeos más desarrollados, sino también de la de muchos países del tercer mundo.

Para el Profesor Vicenç Navarro, una manera eficiente de estimular la economía, es aumentar del gasto público en transferencias y en servicios públicos. Sobre los últimos se refiere a servicios como sanidad, educación y servicios sociales, los servicios de dependencia y las escuelas de infancia (aquí mal llamadas guarderías). En España, la escasa sensibilidad hacia esta política expansiva, hace que el porcentaje de la población que trabaja en tales servicios (9%) sea la más baja, en comparación con el 15% que es el promedio de la UE-15, y un 25% en Suecia. Este país salió de la recesión y de la crisis bancaria de principios de los años noventa, a costa de incremento del gasto público en servicios. Aquí las medidas de reducir el empleo público, y de restringir la expansión del gasto público (no contribuyendo, por ejemplo, a la financiación de los servicios de dependencia en la parte del gasto que le corresponde por ley –paga menos de la tercera parte de lo que le corresponde-), van en contra de la creación de empleo.

divendres, 27 de maig de 2016

Manifestación 29 de Mayo. Los derechos no se suspenden!



Los derechos no se suspenden!

En este contexto, el Consejo de Ministros aprobó hace un mes recurrir ante el Tribunal Constitucional algunos artículos de la ley catalana 24/2015 de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética, porque considera que exceden las competencias de la Generalitat y que pueden perjudicar la igualdad de los españoles. Se trata de una más de las muchas leyes recurridas por el Estado -igualdad entre mujeres y hombres, actividad de los gobiernos locales, impuesto a las viviendas vacías, impuesto a las nucleares...- en un intento de desmantelar la capacidad ejecutiva del Govern y la democrática del Parlament, que la aprobó por unanimidad. Pero lo más indignante es que use en su lucha contra las instituciones catalanas a las personas más vulnerables, principales destinatarias de la mayoría de leyes recurridas o declaradas inconstitucionales.En el corazón de la representación organizada de la sociedad civil late más que nunca la emergencia necesaria de reclamar las medidas urgentes e imprescindibles para combatir la pobreza.

UN PAÍS MEJOR Y MÁS COHESIONADO